Meghan, duquesa de Sussex, se sincera sobre el aborto espontáneo en un artículo del New York Times

Meghan, la duquesa de Sussex, reveló hoy que sufrió un aborto espontáneo en julio abriendo iun artículo profundamente personal titulado "Las pérdidas que compartimos" escrito para el New York Times

Meghan escribe: "Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo". Ella describe el "dolor insoportable" que sintió, y cómo fue testigo de cómo "el corazón de su esposo se rompió mientras trataba de sostener los pedazos rotos del mío".

El duque y la duquesa se alejaron de un papel real tradicional cuando se mudaron a California, aparentemente para escapar de las presiones de los medios sensacionalistas británicos. Cuando se le preguntó, un portavoz del Palacio de Buckingham dijo: "Es un asunto profundamente personal que no comentaríamos".

La duquesa reveló que sintió un "calambre agudo" mientras cuidaba a su hijo pequeño Archie.

"Me dejé caer al suelo con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a los dos tranquilos, la alegre melodía contrastaba con mi sensación de que algo no estaba bien".

“Horas más tarde, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi esposo. Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mis ojos se pusieron vidriosos. Traté de imaginar cómo nos curaríamos ".

Meghan no es la primera miembro de la realeza en compartir su experiencia con el aborto espontáneo. Zara Tindall, la nieta mayor de la Reina, habló sobre sus dos abortos espontáneos en 2018.

En 2018, la nieta de la reina, Zara Tindall, habló sobre sufrir dos abortos espontáneos antes de tener su segundo hijo.

Como mujeres lidiando con la infertilidad, muchas de nosotras hemos experimentado la profunda agonía de la pérdida del embarazo. La pieza valiente y honesta de la duquesa, junto con el reciente aborto espontáneo de Chrissy Teigen y John Legend que se compartió en las redes sociales, envía un mensaje de que no estamos solos.

Como escribe Meghan, “perder a un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos pero del que pocos hablan. En el dolor de nuestra pérdida, mi esposo y yo descubrimos que en una habitación de 100 mujeres, de 10 a 20 habrían sufrido un aborto espontáneo. Sin embargo, a pesar de los asombrosos puntos en común de este dolor, la conversación sigue siendo un tabú, plagada de vergüenza (injustificada) y perpetuando un ciclo de duelo solitario ".

Se estima que 1 de cada 4 mujeres ha experimentado un aborto espontáneo y la mayoría durante el primer trimestre. Sin embargo, a pesar de la naturaleza común de esta tragedia, muchos padres sufren en silencio.

Una de cada seis mujeres sufre síntomas de estrés postraumático como consecuencia, que incluyen depresión, ansiedad y flashbacks.

Durante la pandemia de Covid-19, mientras el mundo llora colectivamente por la pérdida de seres queridos, el dolor, la soledad y el estigma de la pérdida del embarazo pueden ser aún más agudos.

Todo el equipo de IVFBabble envía nuestro más sentido pésame a Meghan y Harry, y a cualquiera de nuestros lectores que hayan sufrido un aborto espontáneo. También queremos agradecer a la duquesa sus sabias y valientes palabras, especialmente conmovedoras en este momento difícil.

Encuentre el artículo del New York Times aquí, vale la pena leerlo.

 

ARTÍCULO RELACIONADO

Sin comentarios aún

Deje su comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir »